QUE EL EJERCICIO FISICO TE ACOMPAÑE

QUE EL EJERCICIO FISICO TE ACOMPAÑE

sábado, 13 de enero de 2018

BENEFICIOS SALUDABLES POR LA PRACTICA DE EJERCICIO FÍSICO



El ejercicio regular y la actividad física pueden ayudar a sacar el mejor provecho de nuestros  genes. El tener una buena dotación genética no es suficiente para vivir con calidad de vida, si no se mantienen hábitos saludables (buena alimentación, ejercicio físico, relaciones sociales y familiares, dormir bien, controlar el paso, controlar el estrés, higiene, etc.)

En estudios epigenéticos con gemelos univitelinos se pone en evidencia que aun teniendo la misma dotación genética, los buenos hábitos hacen que se active la expresión de los genes protectores frente a enfermedades crónicas.

El sedentarismo y mala alimentación hace que se desactiven dichos genes por metilaciones y modificaciones en las histonas  del ADN, a la vez que  se activan otros genes promotores de cáncer y enfermedades (esto se ha demostrado en la Epigenética).

El ejercicio moderado y vigoroso es un medio muy interesante para mantener la salud. Sin embargo el ejercicio  extenuante ya no es tan saludable pues provoca (aunque sea de forma transitoria aguda) estados inflamatorio y de estrés oxidativo. 
Lo mismo ocurre con la obesidad pero en este caso se genera un estado inflamatorio permanente y crónico.

La obesidad es actualmente una pandemia y uno de los principales problemas de salud pública. Según la OMS, millones de muertes anuales son atribuibles al sobrepeso y obesidad. Un balance positivo entre la ingesta y el gasto energético hace que se aumente el peso a largo plazo, si se siguen estilos de vida poco saludables. La obesidad  se considera el resultado de una variedad de interacciones entre factores genéticos, sociales, económicos, enfermedades endocrinas, metabólicas y psicopatológicas2
Dada su complejidad el abordaje del tratamiento de la obesidad debe de ser multidisciplinar con actuación conjunta de todos los agentes de salud: médicos y enfermeras de atención primaria y hospitalaria, endocrinos, educadores de actividad física, farmacéuticos, dietistas y psiquiatras. 

Dado el aumento imparable de prevalencia del sobrepeso y de la obesidad así como de las dificultades para su tratamiento una vez establecidas, es lógico pensar en la necesidad de prevenirlas, la prevención de la ganancia ponderal es más fácil, menos cara y potencialmente más eficaz que tratar la obesidad una vez establecida.

El ejercicio físico es uno de los más importantes para conservar la salud y tener calidad de vida:
Ayuda a controlar tu peso Junto con la dieta, el ejercicio juega un papel importante en el control de su peso y la prevención de la obesidad. Para mantener su peso, las calorías que come y bebe deben igualar la energía que quema. Para perder peso, debe gastar más calorías de las que come y bebe. No hay alimento ni bebida milagroso para quemar grasa coporal.

Reduce el riesgo de enfermedades del corazón. El ejercicio fortalece su corazón y mejora su circulación. El aumento del flujo sanguíneo aumenta los niveles de oxígeno en su cuerpo. Esto ayuda a reducir el riesgo de enfermedades del corazón como colesterol alto, enfermedad de la arteria coronaria y ataque cardíaco. El ejercicio regular también puede disminuir su presión arterial y los niveles de triglicéridos.

Ayuda a controlar el azúcar en la sangre y los niveles de insulina. El ejercicio puede disminuir su nivel de azúcar en la sangre y ayudar a que su insulina funcione mejor. Esto puede reducir su riesgo de síndrome metabólico y diabetes tipo 2. Y si ya tiene una de esas enfermedades, el ejercicio puede ayudar a controlarla.

Ayuda a dejar de fumar El ejercicio puede hacer que sea más fácil dejar de fumar al reducir los antojos y los síntomas de abstinencia. También puede ayudar a limitar el peso que puede ganar al dejar de fumar.

Mejora tu salud mental y tu estado de ánimo. Durante el ejercicio, su cuerpo libera sustancias químicas (endorfinas) que pueden mejorar su estado de ánimo y hacer que se sienta más relajado. Esto puede ayudar a lidiar con el estrés y reducir su riesgo de depresión.

Ayuda a mantener sus habilidades de pensamiento, aprendizaje y buen juicio a medida que envejece. 

El ejercicio estimula a su cuerpo a liberar factores de crecimiento, hormonas y otras substancias químicas que mejoran la función de su cerebro.

Fortalece los huesos y músculos. El ejercicio regular puede ayudar a los niños y adolescentes a desarrollar huesos fuertes. Más adelante en la vida, también puede disminuir la pérdida de densidad ósea que viene con la edad. Hacer actividades de fortalecimiento muscular puede ayudarlo a aumentar o mantener su masa muscular y su fuerza. Esto es importante para las mujeres en la menopausia.

Reduce el riesgo de algunos tipos de cáncer, incluidos cáncer de colon, mama, útero y pulmón.

Reduce el riesgo de caídas. Para los adultos mayores, la investigación muestra que realizar actividades de fortalecimiento muscular y equilibrio, además de la actividad aeróbica de intensidad moderada, puede ayudar a reducir el riesgo de caídas.

Mejora la calidad del sueño El ejercicio puede ayudar a quedarse dormido más rápido y quedarse dormido por más tiempo. No se aconseja hacer ejercicio estresante justo antes de dormir.

Mejora la salud sexual El ejercicio regular puede reducir el riesgo de disfunción eréctil (DE) en los hombres. Para aquellos que ya tienen disfunción eréctil, el ejercicio puede ayudar a mejorar su función sexual. En las mujeres, el ejercicio puede aumentar la excitación sexual.

Aumenta las posibilidades de vivir más tiempo. Los estudios demuestran que la actividad física puede reducir el riesgo de fallecer prematuramente por las principales causas de muerte, como las enfermedades cardíacas y algunos cánceres.

Extraído de :

Referencias: Sanchez Benito J.L:"Nutrición para deportes de resistencia. Hábitos Ejercicio Alimentación", EDITORIAL ACADEMICA ESPAÑOLA Número 14491 e ISBN 978-3-659-04053-5

miércoles, 3 de enero de 2018

Las personas tozudas o egoístas no sirven para recibir consejos o instrucciones



Imagen sacada de: http://www.minglano.es/frases-para-los-arrogantes.htm

Todos conocemos niños y mayores que son especialmente tozudos o egoístas.

El grado de esta faceta psicológica se mide con una Escala (Psychological Entitlement Scale ,PSE, en inglés)  y todos en mayor o menor grado padecemos tozudez o egoísmo. Esta faceta psicológica puede ayudarnos en la vida (sobre todo si somos autónomos) o crearnos dificultades (sobre todo si somos empleados que tenemos que obedecer instrucciones).

En EEUU  se están llevando a cabo nueve estudios con el objetivo de desarrollar una medida de del grado de tozudez o egoísmo y evaluar sus consecuencias interpersonales.

La PSE está correlacionada negativamente con Amabilidad y estabilidad emocional.

La validez del PES se confirmó en estudios que evaluaron la disposición a tomar dulces para niños.
También para medir el derecho a recibir el pago en un entorno de empleo hipotético.
Finalmente, el PSE se vinculó a importantes consecuencias interpersonales que incluyen ejercicios de competitividad, enfoques egoístas de las relaciones románticas, y agresión después de sentir  amenazas al ego.

Es decir que tiene un impacto poco constructivo en el comportamiento social.

Las personas con valores altos en la escala PSE, no aceptan órdenes ni instrucciones fácilmente, porque va en contra de su forma de ser y actuar. Y las sanciones o los castigos no sirven de mucho, informan los investigadores de un estudio reciente.
Esto se debe a que la gente tozudas o egoísta reaccionará con un poderoso sentimiento de indignación, dijo la investigadora principal Emily Zitek, profesora asistente de la Escuela de Relaciones Industriales y Laborales de la Universidad de Cornell en Ithaca, N.Y.
"No creen que sea justo que otras personas les digan qué tienen que hacer o cómo hacerlo", dijo Zitek. "Las instrucciones las consideran como una imposición injusta. Sienten que merecen lo mejor y un trato especial".

Ello es aplicable a un empleado, estudiante o cliente, concluyeron los investigadores.

En estos casos la única salida es ofrecerles posiciones que desarrollen sus puntos fuertes si es un empleado. O simplemente complacerle de la mejor manera sin discutir sus preferencias si es un cliente. Y si es un estudiante darle indicaciones generales sobre el tema a estudiar y dejar que él las trabaje y complete buscando información.

"El problema fundamental aquí es que las personas tozudas o egoístas creen que merecen más de lo que otras personas piensan. "Ven el mundo de manera diferente y no tienen desarrollado el sentido de la vergüenza”.

El primer experimento reveló que las personas tozudas o egoístas  tenían muchas menos capacidad para seguir instrucciones y que las suelen ignorar. Y de nada sirven la penalización o un castigo.
Lo único que funciona es conseguir resaltar el concepto de equidad cuando se dan instrucciones. Por ejemplo se les pidió aceptar o rechazar la oferta de compartir dinero entre ellos y otra persona. Si aceptaban la oferta se repartía el dinero, si rechazaron, nadie ganaba . Las únicas ofertas que aceptaros era cuando el reparto era que obtendrían la mitad o mas del dinero a repartir.

"Hasta ahora, nuestra mejor estimación de lo que parece tener la mayor probabilidad de funcionar con las personas tozudas o egoístas es tratar de hacer que las instrucciones parezcan las más justas y más legítimas y no el imponerlas por autoridad. Curiosamente estas personas pueden ser mejores en ciertos tipos de negociaciones en temas en los que son expertos, porque son buenos luchando por lo que quieren", dijo Zitek. Pero  no suelen ser diplomáticos en la negociación, lo cual puede se problemático.

Referencias:
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15271594?dopt=Abstract

Emily M. Zitek, Alexander H. Jordan,Alexander H. Jordan,. Psychological Entitlement Predicts Failure to Follow Instructions. First Published December 20, 2017

miércoles, 27 de diciembre de 2017

PARA NO ENGORDAR EN ESTAS FIESTAS





Las dos patas sobre las que se sustenta el control del peso corporal son: El gasto calórico y la Ingesta.
El gasto calórico se aumenta con el ejercicio físico (intensidad y volumen de ejercicio adecuado para nuestra edad y estado fisiológico) y con el gasto metabólico en reposo (mayor cuanta más masa muscular tengamos).
La Ingesta debe de ser equilibrada con la suficiente cantidad de

·        1 Proteínas (para reponer las perdidas y porque ejercen un efecto saciante), deben ser proteínas de alto valor biológico con los aminoácidos esenciales. En particular los aminoácidos ramificados leucina, la isoleucina y la valina que sirven para construir la masa muscular.
·       2 Grasas (que sean de buena calidad con abundante ácidos grasos monoinsaturados como el aceite de oliva y poliinsaturados como los omega 3 del pescado) ,
·       Hidratos de carbono complejos como cereales integrados, frutas y verduras.

Los aminoácidos ramificados están en muchos alimentos tales como la soja, el trigo, la carne vacuna y las legumbres.
En cantidad a consumir para adultos: la leucina, 42 mg / kg de peso corporal / día; isoleucina 19 mg / kg de peso corporal / día; valina 4 mg / kg de peso corporal / día. Para una persona de 70 kg (154 lb) esto equivale a 2.9, 1.3 y 0.3 g / día. Las dietas que alcanzan o superan la dosis diaria recomendada de proteína total (0,8 g / kg / día, es decir unos 56 gramos de proteina diaria para una persona de 70 kg), cumplen o superan las dosis diarias recomendadas de aminoácidos de cadena ramificada.

Lo más importante para mantener el peso es controlar la saciedad, sentirse a gusto con nuestra dieta variada, sostenible en el tiempo.

En el Nuevo Año,  personas de todo el mundo que tienen sobrepeso y que ya superan a los que padecen hambre, se pondrán a dieta para perder los kilos ganados en las comidas y cenas de las Navidades.

No vale cualquier tipo de alimentación, como constata el hecho de que la pandemia mundial de obesidad –y de la consecuente diabetes– no para de crecer.

Es muy posible que la clave para perder peso no se encuentre solamente en reducir la cantidad de calorías.
De hecho, un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Wisconsin en Madison (EE.UU.) muestra que para lograr que nuestro esfuerzo dietético no caiga en saco roto, lo que hay que hacer es reducir es la ingesta de aminoácidos ramificados.

Como explica Dudley Lamming, director de esta investigación publicada en la revista «The Journal of Physiology», «hemos identificado un papel imprevisto de los aminoácidos ramificados dietéticos en la regulación del balance energético, y hemos visto que una dieta con unos niveles bajos de este tipo de aminoácidos promueve la delgadez y el buen control del azúcar en sangre. Es más; nuestros resultados también sugieren que la composición de aminoácidos específicos de las proteínas dietéticas, que no cuántas proteínas consumamos, regula la salud metabólica».

En el estudio, los autores emplearon un modelo animal –ratones– con obesidad y prediabetes –esto es, con unos niveles elevados de azúcar en sangre, pero no lo suficientemente altos como para desarrollar diabetes– al que alimentaron con una dieta baja en leucina, isoleucina y valina. Y una vez evaluado el peso, metabolismo de la glucosa y gasto energético de estos animales, vieron que eran mucho más delgados y tenían un mejor control de los niveles de azúcar en sangre que sus homónimos que siguieron otros tipos de alimentación.
Pero aún hay más. Y si cabe, más importante: los animales pudieron comer todo lo que quisieran. Es decir, la única restricción fue la cantidad de aminoácidos ramificados, no la cantidad de calorías. Y a pesar de seguir una dieta poco ‘adecuada’, rica tanto en grasas como en carbohidratos, experimentaron una mejoría de su salud metabólica.

En definitiva, parece que la cantidad de aminoácidos ramificados, es la clave para que logremos bajar de peso. Sin embargo, y dado que no es lo mismo un ratón que un humano, la evidencia de que la reducción de aminoácidos ramificados puede mejorar la salud metabólica tiene que ser igualmente investigada en los humanos –lo que los autores, según han informado, harán de forma inmediata.
Como concluye Dudley Lamming, «si nuestros resultados pueden ser trasladados a los humanos, entonces sería posible que estas dietas, o los fármacos que imiten los efectos de la dieta baja en aminoácidos ramificados, fueran más fáciles de seguir por la población y mucho más eficientes que las tradicionales dietas hipocalóricas. Además, también analizaremos cómo la composición específica de los aminoácidos de las proteínas de la dieta regula la salud metabólica, lo que podría explicar la gran variación observada entre los individuos en respuesta a los diferentes tipos de dieta para perder peso».

Extraído de:

lunes, 25 de diciembre de 2017

ES FÁCIL Y BARATO INVERTIR EN SALUD



El ejercicio físico en tiempo de ocio es importante para mantener la salud (pasear, pedalear, nadar, ejercicios de fuerza en gimnasio, o incluso bailar). Pero también es importante el ejercicio para ir al trabajo. Nuestros antepasados tenían menos obesidad, diabetes, hipertensión y enfermedades cardiovasculares porque hacían más actividades físicas y menos sedentarismo, ya desde niños.

A lo largo de la evolución, nuestros genes y nuestro metabolismo han estado modulados por la actividad física. La obesidad es el resultado de desequilibrios energéticos crónicos que se materializan en la acumulación de grasas. 

Existen estudios clínicos y epidemiológicos que así lo muestran. En varios estudios se analizan algunas posibles explicaciones del beneficio del ejercicio y la dieta saludable a nivel de los procesos de balance energético, inflamación crónica y estrés oxidativo.

En la obesidad y sobrepeso los marcadores de inflamación y de estrés oxidativo están elevados; por el contrario, el ejercicio regular practicado voluntariamente potencia el sistema antioxidante y anti-inflamatorio, a la vez que induce sensación de bienestar, permite un mejor control del peso corporal y corta el círculo vicioso de más inflamación-más obesidad-todavía más inflamación.

El ejercicio físico es tan bueno para el cuerpo como para la mente (“mens sana in corpore sano” según las Sátiras de Juvenal)

En un estudio de cohortes en Gran Bretaña han demostrado el efecto positivo (mos enfermedad cardiovascular, menos cáncer, y más longevidad) de desplazarse al trabajo haciendo ejercicio, andando, en bici, etc.

En el estudio se incluyeron 263 450 participantes que tenían un empleo remunerado o que trabajaban por cuenta propia y que no siempre trabajaban en el hogar. Los principales parámetros observados fueron muertes por cualquier causa, Enfermedad Cardio Vascular (ECV) y cáncer; así como incidencia de ECV y cáncer fatales o no fatales. La variable de exposición fue el modo de transporte utilizado (no activo, en bicicleta, caminando o mezclado) para ir al trabajo.

Los factores sociodemográficos (sexo, edad, índice de privación y etnia), el tabaquismo, el índice de masa corporal, el tiempo de ocio, la actividad física ocupacional y de bricolaje, el comportamiento sedentario y la ingesta alimentaria se trataron como posibles factores de confusión, al igual que una serie de enfermedades crónicas línea base, en modelos que incluían participantes con estas condiciones.

Los resultados del estudio mostraron que la mediana del período de seguimiento fue de 5.0 años para todas las causas, ECV y mortalidad por cáncer y de 2.1 años para ECV y cáncer casuales. Durante el período de seguimiento, un total de 2430 participantes murieron (496 relacionados con enfermedades cardiovasculares y 1126 relacionados con el cáncer); 1110 tuvo CVD casual y 3748 cáncer.

El caminar para ir al trabajo se asoció con un menor riesgo de mortalidad y de ECV. Sin embargo, los desplazamientos diarios en bicicleta se asociaron con el menor riesgo de estos, así como con menores riesgos de mortalidad por todas las causas y cáncer. Los efectos eran  dependientes de la dosis para todos los resultados (mas ejercicio, mejores resultados).

El desplazamiento en modo mixto se asoció con algunos beneficios, pero solo si el componente activo comprendía el ciclismo. Estas asociaciones fueron independientes del sexo, la edad, la privación, la etnia, el tabaquismo, la actividad física recreativa y ocupacional, el comportamiento sedentario, los patrones dietéticos y otros factores de confusión, incluido el índice de masa corporal y las comorbilidades. 

Estos resultados son relevantes, porque los desplazamientos diarios activos contribuyen de manera importante a la actividad física total. Fomentar los desplazamientos activos, particularmente en bicicleta, puede ser un enfoque viable para brindar beneficios de salud relacionados con la actividad física a nivel de la población.

El desplazamiento total o parcial en bicicleta se asoció con un menor riesgo de una variedad de resultados adversos para la salud (Cáncer, ECV y muerte prematura). El desplazamiento caminando se asoció con un menor riesgo de resultados adversos de ECV.

Estos hallazgos, sugieren que la salud de la población puede mejorarse mediante políticas que aumenten los desplazamientos activos, particularmente el ciclismo, como la creación de carriles bici, esquemas de alquiler o compra de bicicletas y una mejor provisión para utilizar en combinación con el transporte público.

Además tiene el beneficio añadido de ahorrar costes sanitarios y de hacer un Sistema de salud sostenible en el futuro.

Referencias:
·         Carlos A Celis-Morales,et al. Association between active commuting and incident cardiovascular disease, cancer, and mortality: prospective cohort study
BMJ 2017; 357 doi: https://doi.org/10.1136/bmj.j1456 (Published 19 April 2017).



martes, 19 de diciembre de 2017

PRONTO SE CONTROLARA LA VELOCIDAD DE LOS COCHES Y SE EVITARA CHOQUES EN CADENA


Imagen tomada de:
 Todos hemos visto como en días de niebla hay choques en cadena de 10, 50 o 100 coches. Esto se evitará en el futuro próximo con “Cruise control designs” que han desarrollado en el MIT en EEUU y que también se está estudiando en Europa.
El principio es sencillo y lo llevan aplicando las aves en sus migraciones desde hace millones de años.
Si se guarda la suficiente distancia entre coches y se controla la velocidad se evitan los atascos en acordeón que vemos a menudo y los choques en cadena.
Pero conducir así evitando atascos “efecto acordeon” en los accesos a grandes ciudades podría tener un efecto dramático en la reducción del tiempo de viaje y el consumo de combustible sin tener que construir más carreteras o hacer otros cambios a la infraestructura ", agregó Horn co-autor del estudio en un comunicado de prensa del MIT.
Y para reforzar la distancia y la velocidad de los coches automáticamente, Horn tiene otra idea: sistemas de control de crucero y sensores de parachoques en la parte delantera y trasera para evitar que los automóviles se muevan demasiado cerca el uno del otro.
Se va a probar esta teoría en una investigación financiada por Toyota.
El nuevo estudio fue inspirado cuando los investigadores observaran bandadas de estorninos moviéndose juntos. Lo mismo ocurre con los bancos de peces.
"Las aves han estado haciendo esto durante siglos", dijo Horn. "Para programar este comportamiento, hay que controlar la distancia por delante y por detrás de los que conducen alrededor de ti y no solo a los que están frente a ti".
Los hallazgos sugieren que controlar el espacio entre los automóviles reduciría las fluctuaciones en la velocidad, las llamadas perturbaciones, que en última instancia causan desaceleraciones y frenazos incontrolados.
"Nuestro trabajo muestra que, si los conductores mantienen una distancia igual entre los autos a cada lado, esas perturbaciones desaparecerían a medida que viajan en régimen laminar de tráfico, en lugar de formarse turbulencias efecto acordeón y crear un atasco", dijo Horn.
Referencias:         
https://medlineplus.gov/news/fullstory_170487.html

viernes, 15 de diciembre de 2017

EL EJERCICIO INTENSO MEJORA LOS SINTOMAS DEL PARKINSON


Imagen sacada de: https://medlineplus.gov/news/fullstory_170380.html


La enfermedad de Parkinson, también denominada parálisis agitante o simplemente párkinson, es una enfermedad neurodegenerativa crónica, caracterizada por bradicinesia (movimiento lento), rigidez (aumento del tono muscular) y temblor.Sus síntomas principales son trastornos del movimiento, sin embargo, también desencadena alteraciones en la función cognitiva, depresión, dolor y alteraciones en la función del sistema nervioso autónomo.

La enfermedad de Parkinson aumenta su severidad con el tiempo, como consecuencia de la destrucción progresiva, por causas que todavía se desconocen, de las neuronas pigmentadas de la sustancia negra.

"Si tiene la enfermedad de Parkinson y desea retrasar la progresión de sus síntomas, debe hacer ejercicio tres veces por semana con un ritmo cardiaco entre 80 y 85 por ciento máximo. Es así de simple", dijo el coautor del estudio publicado en JAMA neurology el 11 de Diciembre del 2017, Daniel Corcos.
Sin embargo, un nivel de ejercicio más "moderado"  de frecuencia cardíaca (< 66% de las pulsaciones máximas) no fue efectivo para desacelerar la enfermedad, dijeron los investigadores.
Como explicó el equipo de Corcos, los medicamentos para el Parkinson causan efectos secundarios dañinos y su efectividad disminuye con el tiempo, por lo que se necesitan nuevos tratamientos. Es aquí donde el ejercicio sin riesgo es una ayuda esencial. "Mientras más temprano se intervenga, (con ejercicio intensivo) en desarrollo de la enfermedad, es más probable que pueda prevenir la progresión de la enfermedad".
Sin embargo, la magnitud exacta del efecto permanece desconocida.
"Demoramos el empeoramiento de los síntomas durante seis meses, para demostrar que  podemos prevenir la progresión por más de seis meses se requerirán más estudios", dijo Corcos.
Pero los hallazgos desafían la creencia arraigada de que el ejercicio intenso es demasiado estresante físicamente para las personas con la enfermedad de Parkinson, agregó.
El nuevo estudio incluyó a 128 pacientes, de entre 40 y 80 años, que tenían Parkinson en etapa temprana y aún no estaban tomando medicamentos para la enfermedad.
Algunos de los pacientes realizaron entrenamientos intensos (80% de la frecuencia cardiaca max.) en cintas de correr, tres veces por semana durante seis meses, otros hicieron entrenamientos de intensidad moderada (66% de la frecuencia cardiaca max.)  y un grupo de control no hizo ejercicio.
Los resultados demostraron que el ejercicio intenso era seguro y evitaba el empeoramiento los síntomas del Parkinson, medido por la Escala unificada de evaluación de la enfermedad de Parkinson (que monitoriza como la pérdida de control muscular, el temblor, la rigidez, la lentitud y el deterioro del equilibrio.
La puntuación del cambio motor en la Escala unificada del grupo de Ejercicio de alta intensidad fue de 0.3 (IC 95%, -1.7 a 2.3) en comparación con 3.2 (IC 95%, 1.4 a 5.1) en el grupo control.
"Varias líneas de evidencia apuntan a un efecto beneficioso del ejercicio en la enfermedad de Parkinson", dijo en el comunicado de prensa el Dr. Codrin Lungu, director del programa del Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidente Cerebrovascular de los EE. UU. Falta por determinar que tipos de ejercicio son los más efectivos.
El Parkinson afecta a aproximadamente 1 millón de personas en los Estados Unidos. La incidencia aumenta con la edad, y los hombres tienen 1,5 veces más probabilidades que las mujeres de tener el trastorno, según la Parkinson's Foundation.
Referencias:
1.       Margaret Schenkman; Daniel M. Corcos, PhD et al. Effect of High-Intensity Treadmill Exercise on Motor Symptoms in Patients With De Novo Parkinson Disease: A Phase 2 Randomized Clinical Trial. JAMA. December 11, 2017


viernes, 8 de diciembre de 2017

LA TESTOSTERONA ALIADA DEL SISTEMA INMUNITARIO


Imagen sacada de: De Adrian Pingstone - Adrian Pingstone, Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=64244

La testosterona es una hormona sexual que tenemos los mamíferos, reptiles y aves. Tiene multiples efectos en el organismo siendo los principales:

·        Efectos anabólicos incluyen el crecimiento de la masa muscular y fuerza, el incremento de la densidad ósea y fuerza, y la estimulación del crecimiento longitudinal y la maduración de los huesos.
·        Efectos androgénicos incluyen la maduración de los órganos sexuales, particularmente el pene y la formación del escroto en el feto, y después del nacimiento (usualmente en la pubertad) una profundización de la voz, crecimiento de la barba y vello axilar. Muchos de estos caen en la categoría de caracteres sexuales secundarios.
Además la hormona tiene efectos en el cerebro y en el sistema inmune.

El asma es una enfermedad básicamente caracterizada por, entre otros síntomas, la opresión en el pecho, las sibilancias y la falta de aliento y que padecen cerca de 300 millones en todo el planeta.

Y una enfermedad que, si bien sobre todo frecuente en niños y adolescentes, también resulta ciertamente común en la etapa adulta. Muy especialmente en la población femenina. De hecho, la cifra de mujeres adultas afectadas duplica a la de los varones. Y ahora, un estudio dirigido por investigadores del Centro Médico de la Universidad Vanderbilt en Nashville (EE.UU.) parece haber hallado la razón para esta desproporcionada prevalencia en la población femenina.

Como explica Dawn Newcomb, directora de esta investigación publicada en la revista «Cell Reports», «cuando pusimos en marcha nuestro estudio, de verdad creíamos más en que las hormonas ováricas aumentarían la inflamación que en la posibilidad de que la testosterona tuviera un efecto positivo. Así, nos sorprendió el importante papel que juega la testosterona a la hora de reducir la inflamación».

Con la llegada de la menopausia, la incidencia del asma en mujeres comienza a descender. Entonces, y dado que la menopausia se caracteriza por un cambio muy acusado en la producción de hormonas sexuales femeninas, ¿es posible que estas hormonas sean responsables de que la frecuencia del asma en las mujeres adultas duplique a la de los varones de su misma edad?
PUBLICIDAD
Para responder a esta pregunta, los autores recurrieron a cultivos de células tanto humanas como animales –ratones–. Concretamente, utilizaron un tipo de células pulmonares denominadas ‘células linfoides innatas del grupo 2’ (ILC2), responsables de la producción de citoquinas –un tipo de proteína que causa inflamación y promueve la formación de ‘moco’ en los pulmones, lo que dificulta la capacidad para respirar.
Los autores observaron que en los ratones sucede como en los humanos. En las hembras la testosterona suprimió la capacidad de división de las ILC2 y redujo notablemente la producción de citoquinas inflamatorias.
En definitiva, parece que la testosterona juega un papel protector frente al asma, lo que explicaría que la enfermedad sea mucho más frecuente en mujeres que en varones.
 Sin embargo, como recuerdan los investigadores, la aparición y progresión de la enfermedad no está únicamente condicionada por este tipo de hormonas.
Como concluye Dawn Newcomb, «las hormonas sexuales no son el único mecanismo, sino solo uno de los muchos mecanismos que podrían regular la inflamación de las vías aéreas. De hecho, estas hormonas no suponen el único mecanismo importante en el asma».