QUE EL EJERCICIO FISICO TE ACOMPAÑE

QUE EL EJERCICIO FISICO TE ACOMPAÑE

jueves, 7 de septiembre de 2017

PORQUE ES IMPROBABLE CONVENCER A UN INDEPENDENTISTA QUE CON LA INDEPENDENCIA LE IRIA PEOR




Imagenes sacadas de: http://escuelatranspersonal.com/wp-content/uploads/2013/12/las-emociones-el-cerebro-emocional-y-racional.pdf LAS EMOCIONES: EL CEREBRO EMOCIONAL Y RACIONAL – Marta Muro Carbajal
La objetividad completa es algo que probablemente no consigamos nunca, según Stefano Palminteri, de la Escuela Normal Superior de París. Su investigación se ha publicado en PLOS Computational Biology.
Palminteri ha dirigido a un equipo de investigadores que ha podido establecer que los prejuicios pueden ser más fuertes de lo que pensamos y que oscurecen nuestra capacidad de tener en cuenta hechos concretos y reales. Esta investigación ha revelado que los humanos poseemos una excelente capacidad de ignorar los hechos que no se corresponden con nuestros prejuicios.
El mismo equipo ya había determinado, en una investigación anterior, que los humanos escogemos generalmente el camino más fácil, aunque ello pueda desencadenar después una depresión.
Mucha gente no parece capaz de percibir las consecuencias futuras de sus decisiones.

Los nacionalismos, las sectas, los sofistas manipulan la verdad, manipulan la historia, manejan las emociones y la fibra sensible de la personas.
Mucha gente, generalmente vulnerable emocionalmente, con baja autoestima, con carencias afectivas caen en la trampa.

En una investigación, el equipo quiso descubrir, por medio de la experiencia, si los prejuicios están tan anclados en las personas hasta el punto de no poder deshacernos de ellos, incluso si entran en contradicción con la realidad.

Para conseguirlo, reunieron a 20 voluntarios que debían realizar dos variantes de una misma tarea: elegir entre parejas de símbolos, teniendo cada uno de ellos un cierto valor (reflejado en puntos).
Para la primera variante, los voluntarios sólo fueron informados del valor de los símbolos que habían elegido. Con el tiempo, pudieron darse cuenta de que algunos símbolos valían más que otros y desarrollaron una tendencia a escoger los más valiosos. En la segunda variante de la investigación, los voluntarios fueron informados de los valores de dos símbolos, aunque sólo podían escoger uno.
Sorprendentemente, siguieron eligiendo los que habían seleccionado la primera vez, a pesar de que ya sabían que los elegidos valían menos.
Palminteri espera que podamos aprender a ser conscientes de nuestros propios prejuicios, pero dice que será difícil porque, si una persona cree que sus decisiones no están sesgadas, es difícil cambiar esta creencia. Incluso si algunas personas son conscientes de que tienen prejuicios, probablemente sea imposible eliminarlos completamente.
Nuestra certeza en nuestros prejuicios puede hacernos creer que tenemos razón incluso cuando estamos equivocados. "Al final, las personas tendrán la impresión de que son mejores de lo que realmente son", dice Palminteri.
Referencia bibliográfica:
Confirmation bias in human reinforcement learning: Evidence from counterfactual feedback processing.
PLOS Computational Biology. https://doi.org/10.1371/journal.pcbi.1005684
Las emociones juegan un papel crítico en nuestra toma de decisiones y con eso juegan los políticos, los vendedores, los timadores y todo el mundo en general con los que tiene cerca (hasta los nietos y los abuelos).
Existe una parte del cerebro dedicada al manejo de las emociones y en momentos de calma y serenidad controlada por el córtex cerebral y la razón.
Pero en momentos de peligro, miedo, ansiedad, estrés y desesperación la parte emocional se impone a la razon. Esto lo saben los terroristas, los dictadores, los pervertidores que abundan en todas la religiones, credos y sectas. Asi manipulan y dominan a sus víctimas.
Cuando una persona está serena y sola puede activar mejor su córtex y las áreas del cerebro racional. Es capaz de escuchar y entender las razones del otro y ver que puede estar equivocado o que hay más aspectos de los que inicialmente consideró.
Del dialogo tranquilo y sereno se puede descubrir mejor la verdad que en discusiones emocionales acaloradas, en mítines multitudinarios o en manifestaciones tumultuarias.
En el mundo científico se busca la verdad y la evidencia científica desapasionadamente, contrastando las hipótesis y las teorías con la realidad. Experimentando para probar que la teoría es correcta se suele refrendar y demostrar lo cierto.
Sin embargo cuando se saca la emotividad de la persona, como ocurre muchas veces con los políticos independentistas, con cuestiones identitarias, la parte de cerebro emocional anula la parte del cerebro racional y le impide tomar decisiones raciones y sensatas.
Las masas no suelen tener razón y menos cuando están manipuladas por ciertos líderes políticos o religiosos. Estas masas suelen estar desinformadas, están manipuladas y no están capacitadas para tomar decisiones complejas.
Por el contrario en círculos pequeños de personas como un parlamento, una comunidad científica por ejemplo con personas bien informadas y que puedan discutir libremente, sin prejuicios se pueden tomar decisiones mucho más racionales y valiosas para el conjunto de la sociedad.

miércoles, 30 de agosto de 2017

Son peores los hidratos de carbono refinados de alto índice glucémico que las grasas




Las recomendaciones dietéticas actuales dicen que se debe limitar el consumo de grasas a menos del 30%  de nuestras calorías ingeridas, las proteínas al 15% y el resto 55% hidratos de carbono y entre estos a menos del 10% el consumo de azucares.
Actualmente en el congreso de cardiología de Septiembre 2017 de Barcelona, se propone revisar estas recomendaciones y permitir un consumo de grasas has ta el 35% de las calorías, lo importante son la calidad de las grasas, evitar grasas trans y reducir a menos del 10% las grasas de carnes rojas y bollería industrial.
En cuanto a los hidrato de carbono limitar el consumo de los refinados de alto índice glucémico (pan blanco, arroz blanco y bollería industrial).

Algunos productos de bollería industrial, bizcochos, galletas, margarinas, manteca vegetal (shortening vegetable), platos precocinados (especialmente productos congelados como croquetas, lasañas, pizzas, empanadillas o patatas), cereales para el desayuno o tentempiés dulces (palomitas para microondas) o salados (patatas fritas de bolsa) son algunos de los productos que contienen grasas trans (o trans fats en inglés). Son alimentos que debes reducir en tu dieta diaria, ya que tienen muchas calorías, y grasas nada saludables para el corazón.
 


Todo ello basado en importantes estudios epidemiológicos.
Los hallazgos de más de 135.000 individuos de 18 países de bajos, medianos y altos ingresos economicos en el estudio Prospective Urban-Rural Epidemiology (PURE), muestran que la ingesta alta de carbohidratos está vinculada a una mayor mortalidad total y mortalidad no cardiovascular (CV) Sin embargo una mayor de lo recomendado ingesta de grasa se asocia con menor riesgo de muerte prematura.

"Nuestros hallazgos no apoyan la recomendación actual de limitar la ingesta de grasa total a menos del 30% de la energía y la ingesta de grasas saturadas a menos del 10% de la energía", dijo el doctor Mahshid Dehghan, investigador del estudio.

"Limitar el consumo de grasa total es poco probable que mejore la salud en las poblaciones, y un consumo total de grasa de alrededor del 35% de la energía, con la disminución concomitante de la ingesta de carbohidratos, puede reducir el riesgo de mortalidad total.
De hecho, los individuos con alto consumo de carbohidratos, por encima del 60% de la energía, pueden beneficiarse de una reducción en la ingesta de carbohidratos y el aumento en el consumo de grasas.

Para este análisis, el consumo de carbohidratos, grasa total y tipos de grasa se registraron usando cuestionarios de frecuencia de alimentos validados por país, y las asociaciones fueron evaluadas con enfermedad CardioVascular (ECV) y ​​mortalidad.

Durante el estudio se registró 5.796 fallecimientos y 4.784 episodios cardiovasculares durante un seguimiento medio de 7,4 años.
Los investigadores observaron que la ingesta de carbohidratos en el quintil más alto, versus el quintil más bajo, se asoció con un 28% mayor riesgo significativo de mortalidad total, pero no riesgo de ECV.

Por el contrario, la ingesta total de grasa en el cuartil más alto versus el más bajo se asoció con una reducción significativa del 23% del riesgo de mortalidad total, un 18% de reducción del riesgo de accidente cerebrovascular y un 30% de reducción del riesgo de mortalidad no ECV.

Cada tipo de grasa se asoció con un riesgo de mortalidad significativamente reducido: un 14% más bajo para las grasas saturadas, un 19% para las grasas monoinsaturadas y un 20% para las grasas poliinsaturadas. Una mayor ingesta de grasas saturadas también se asoció con una disminución del 21% en el riesgo de accidente cerebrovascular.

Los investigadores también examinaron el impacto de las grasas y los carbohidratos en los lípidos en sangre en los mismos participantes del estudio PURE.

En consonancia con otros informes de los países occidentales, se encontró que, mientras que LDL (lo que se llama "malo" colesterol) aumenta con mayor consumo de grasas saturadas, HDL ("bueno" colesterol) también aumenta - por lo que el efecto neto es una disminución en el total Colesterol / HDL.

Ellos encontraron que el colesterol LDL (la base de muchas directrices dietéticas) no es fiable en la predicción de los efectos de la grasa saturada en futuros eventos cardiovasculares.
En cambio, ApoB / ApoA1 proporciona la mejor indicación general del efecto de la grasa saturada sobre el riesgo cardiovascular entre los marcadores probados.

"Durante décadas, las directrices dietéticas se han centrado en reducir la ingesta de grasa total y ácidos grasos saturados (SFA) basada en estudios de poblaciones occidentales donde el exceso nutricional es una realidad.

Sacado de: https://www.escardio.org/The-ESC/Press-Office/Press-releases/revisiting-dietary-fat-guidelines-pure
https://medlineplus.gov/news/fullstory_168087.html
 

martes, 29 de agosto de 2017

TOMAR FRUTOS SECOS (NUEVES, ALMENDRAS, AVELLANAS, ETC) NO ENGORDA





Imágenes sacadas de: https://en.wikipedia.org/wiki/Nut_(fruit)
Tomar frutos secos es cardiosaludable, ya que mejora el perfil lipídico (colesterol LDL, lipoproteína ApoB, y triglicéridos) aporta grasas buenas, fibras y minerales.
Al contener grasa la densidad calórica de los frutos secos es alta (unas 600 Kcal./100g.) por lo que es suficiente tomar un puñado que no tengan sal, ni chocolates u otras substancias añadidas.
El tipo de grasas que tienen hace que sean pal atables y saciantes.
Contienen una cantidad relativamente grande de calorías, grasas insaturadas y monoinsaturadas esenciales, incluyendo ácido linoleico y ácido linolénico y aminoácidos esenciales.
Muchos frutos secos son buenas fuentes de vitamina E, vitamina B2, folato, fibra y los minerales esenciales de magnesio, fósforo, potasio, cobre y selenio.
Los frutos secos son los más saludables en su forma cruda sin tostar, porque tostado puede dañar significativamente y destruir las grasas durante el proceso.
Las nueces sin tostar tienen el doble de antioxidantes que otros frutos secos o semillas y tienen ácidos omega-3.
Como tienen mucha fibra dietética es probable que evite la absorción de toda la energía que llevan. Las personas que toman más frutos secos toman menos carnes rojas y bollería. Por todo lo anterior se recomienda tomar más frutos secos a los españoles, en particular a los que hacen ejercicio físico y a los diabéticos.
Ideales para madia mañana o para la meriendo y muy útiles en senderistas, caminantes y en deportistas.
Se han hecho estudios amplios para mostrar que las personas que toman frutos secos no engordan más que las que no los toman.
En el estudio europeo Prospective Investigation on Cancer and Nutrition (EPIC), que  incluye a 373.293 hombres y mujeres de 25 a 70 años de edad, reclutados entre 1992 y 2000 de 10 países europeos se demostró que una mayor ingesta de frutos secos se asocia con un menor aumento de peso y un menor riesgo de sobrepeso u obesidad.
La ingesta habitual de frutos secos, incluidos los cacahuetes, definida conjuntamente como la ingesta de frutos secos, se estimó a partir de cuestionarios dietéticos validados específicos de cada país.
El peso corporal se midió en el momento del reclutamiento y se informó 5 años después.
En promedio, los participantes del estudio ganaron 2,1 kg (SD 5,0 kg) durante 5 años.
En comparación con los no consumidores, los sujetos en el cuartil más alto de la ingesta de nuez tuvieron menos ganancia de peso (0,07 kg) durante 5 años y tuvieron 5% menos riesgo de sobrepeso / obesos.
En un reciente estudio español se muestra como añadir frutos secos a la dieta habitual disminuye las grasas corporales y el perímetro de cintura. En este metanalisis se examinaron 33 estudios clínicos. Los resultados agrupados indicaron una disminución pequeña no significativa en el peso corporal también disminución de la circunferencia de cintura en las personas que siguieron las dietas, con nueces, en comparación con las dietas de control.
Extraído de:
Referencias:
1.     Del Gobbo LC1, Falk MC2, Feldman R2, Lewis K2, Mozaffarian D3.Effects of tree nuts on blood lipids, apolipoproteins, and blood pressure: systematic review, meta-analysis, and dose-response of 61 controlled intervention trials. Am J Clin Nutr. 2015 Dec;102(6):1347-56. doi: 10.3945/ajcn.115.110965. Epub 2015 Nov 11.
2.    Freisling H1, Noh H2, Slimani N et al. Nut intake and 5-year changes in body weight and obesity risk in adults: results from the EPIC-PANACEA study. Eur J Nutr. 2017 Jul 21. doi: 10.1007/s00394-017-1513-0. [Epub ahead of print]
3.    Flores-Mateo G1, Rojas-Rueda D, Basora J, Ros E, Salas-Salvadó J. Nut intake and adiposity: meta-analysis of clinical trials. Am J Clin Nutr. 2013 Jun;97(6):1346-55. doi: 10.3945/ajcn.111.031484. Epub 2013 Apr 17.