QUE EL EJERCICIO FISICO TE ACOMPAÑE

QUE EL EJERCICIO FISICO TE ACOMPAÑE

martes, 20 de enero de 2015

CON REFRIADO ¿ CONVIENE HACER EJERCICIO MODERADO O GUADAR REPOSO?



Hubo un tiempo en que se aconsejaba guardar reposo cuando uno esta resfriado, acatarrado, con gripe, etc.
Hoy si no hay fiebre se aconseja moverse, haciendo ejercicio moderado andar, bici, etc evitando los deportes de competición, los deportes extenuantes o ejercicios de muy larga duración.
Las ventajas del ejercicio moderado es que oxigenan mejor todas las partes del cuerpo, se potencia el sistema inmune y se mitigan los síntomas del resfriado. 

Eso si hay que hacerlo al aire libre y bien abrigado. Evitar gimnasios, escuelas, lugares cerrados y lugares muy concurridos, donde se concentran los virus

Al mantener la intensidad baja y por lo tanto el ritmo cardíaco moderado, acabarás sintiendo mejor durante la actividad. Y lo más probable es que estimules su sistema inmunológico y por consiguiente aceleres tu  recuperación.

Estudios científicos encontraron que los deportistas tienen  menos resfriados que los sedentarios y cuando los tienen duran menos tiempo.

El ejercicio moderado se ha relacionado con una respuesta del sistema inmune positiva y un aumento temporal en la producción de macrófagos, las células que atacan a las bacterias. Se cree que el ejercicio regular, puede conducir a importantes beneficios en la salud del sistema inmunológico a largo plazo.

Estudios más recientes han demostrado que hay cambios fisiológicos en el sistema inmune como una respuesta al ejercicio. Durante el ejercicio moderado células inmunes circulan a través del cuerpo más rápidamente y son más capaces de matar las bacterias y los virus.  


Después extremos de ejercicio, el sistema inmunológico en general vuelve a la normalidad en pocas horas, pero el ejercicio constante y regular parece hacer estos cambios un poco más larga duración.
Según el profesor David Nieman, Dr. PH., de la Universidad Estatal de los Apalaches, cuando el ejercicio moderado se repite de forma casi diaria, hay un efecto acumulativo que conduce a una respuesta inmune a largo plazo. Su investigación mostró que aquellos que caminan a 70-75 por ciento de su VO2 máx durante 40 minutos por día tenían la mitad de los días de enfermedad debido a los resfriados o dolores de garganta como aquellos que no ejercen.

http://sportsmedicine.about.com/od/injuryprevention/a/Ex_Immunity.htm
 

Pero cuando estás enfermo, su sistema inmunológico está ya comprometido asi que evita el ejercicio extenuarte y de larga duración porque deprimirás mas aún tu sistema inmune.
Es por eso que el ejercicio más allá de la baja a la variedad moderada es mejor evitar cuando se está enfermo.

Enfermo y con fiebre debe evitar:

     entrenamiento de la fuerza

     entrenamiento de resistencia

     entrenamiento de intervalos de alta intensidad

     actividades de carreras de velocidad o potencia

     deportes de equipo

     ejercicio en temperaturas extremas

     cualquier cosa demasiado estresante, incómodo o agotador

Recuerde, una baja a moderada intensidad (60% o 70% Vo2max.) el entrenamiento te hará sentir lleno de energía.

Una vez que te sientas mejor, recupera progresivamente la practica el ejercicio en proporción a la duración de su enfermedad. Por ejemplo, si has estado enfermo 3 días, tomar 3 días para que regrese a nivel previo de entrenamiento.

(Recuerde: algunas enfermedades pueden indicar infecciones graves Así que si usted no se siente mejor haceindo ejercicio moderado, consulte a su médico..)

 Además debe controlar gestionar las variaciones extremas en los niveles de estrés (físico como el frió y psíquico), dormir lo suficiente y lávese las manos con frecuencia.

Si usted está enfermo, quédese fuera del gimnasio. Los virus se propagan por contacto y respirar el aire cerca de personas enfermas.
Ver mas en :

domingo, 18 de enero de 2015

¿QUE ES MAS IMPORTANTE PARA EL SISTEMA INMUNE LOS GENES O EL ENTORNO?


 Al nacer el sistema inmune esta inmaduro por lo que las defensas se reciben a través de la madre, la leche etc. Al año ya ha madurado bastante pero sigue madurando hasta los 20 años.
Las partes mas expuestas al entorno: bacterias, virus, agentes químicos, radiaciones, etc están en la piel, los pulmones y el sistema digestivo.
En contacto con microbios, a través de las vacunas, las heridas, los alimentos, etc. Se va desarrollando la respuesta innata y la respuesta adquirida del sistema inmune.
Según los hábitos de vida: la higiene, la alimentación, el control del estrés, el ejercicio físico se potencia mas o menos el sistema inmune.
También depende de la exposición a agentes patógenos, no es lo mismo vivir en una zona insalubre de Africa que en una zona saludable de Europa.
Hasta los 20 años una buena herencia genética nos asegura un mejor sistema inmune y una mejor salud. Pero a partir de los 60 años la herencia pierde fuerza frente a los buenos hábitos de vida; para el buen funcionamiento del sistema inmune.

Así lo ha mostrado un estudio publicado el 15 de enero en la revista Cell.

Disentangling Inborn and Acquired Immunity in Human Twins (Casanova, Jean-Laurent et al. Cell , Volume 160 , Issue 1 , 13 - 15 ).


Como conclusión, si eres mayor cuida tu estilo de vida y evitarás infecciones y cánceres (al menos los mitigarás y retrasarás).


 Figura muestra el declive del sistema inmune con la edad. En particular los lifocitos( Brodin et al. revista cell.)

Los investigadores compararon a 78 pares de gemelos idénticos - que son casi genéticamente iguales - y 27 pares de mellizos (gemelos no idénticos), que tienen alrededor del 50 por ciento de sus genes en común.

Tres cuartas partes de las diferencias del sistema inmune entre los gemelos eran debido a las influencias ambientales como la exposición previa a los microbios o toxinas, vacunas, la dieta y la higiene dental.

Entre los gemelos idénticos, los efectos ambientales sobre el sistema inmune fueron más fuertes entre las personas de 60 y más años que entre los menores de 20 años, la Escuela de Medicina de los investigadores de la Universidad de Stanford encontró.

"Influencias no hereditaria, en particular los microbios, parecen jugar un papel muy importante en la variación inmune", autor principal del estudio Mark Davis, profesor de microbiología e inmunología y director del Instituto de Stanford para Inmunidad yTrasplantes

"Por lo menos durante los primeros 20 o más años de su vida, cuando su sistema inmunológico está madurando, este increíble sistema parece ser capaz de adaptarse a muy diferentes condiciones ambientales. Un sistema inmunológico humano sano se adapta continuamente a sus encuentros con agentes patógenos hostiles, intestino amigable microbios, componentes nutricionales y más, eclipsando las influencias de la mayoría de los factores hereditarios ", explicó.




En otro estudio de 210 gemelos sanos de entre 8 y 82 años de edad. Se midieron  204 parámetros diferentes y encontraron que el 77% de éstos estaban modelados por el ambiente y el 58% casi completamente determinados  por el ambiente. Además, algunos de estos parámetros se vuelven más variables con la edad, lo que sugiere la influencia acumulativo de la exposición del medio ambiente.


Variation in the Human Immune System Is Largely Driven by Non-Heritable Influences (Petter Brodin, et al. )

sábado, 10 de enero de 2015

LA IMPORTANCIA DE UN SISTEMA INMUNE POTENCIADO POR EL EJERCICIO


Como se hace patente cada vez que una enfermedad nos deja postrados en una cama sin ganas de nada, el sistema inmune es una inmensa maquinaria con un gran consumo de energía y una tremenda influencia sobre nuestro bienestar. Para su correcto funcionamiento, es necesario que se mantenga un equilibrio delicado.
Si estamos inmunosuprimidos, las probabilidades de infección aumentan, pero si el mecanismo de defensa está siempre activado, se produce un estado de inflamación crónica que daña los vasos sanguíneos y puede producir enfermedades cardiacas.
El ejercicio provoca un efecto doble que limita estos riesgos.
Por un lado, es inflamatorio pero solo de forma transitoria (mas proinflamatorio cuanto mas extenuante es el ejercicio)  y, por otro, mejora la inmunidad por la recuperación después del ejercicio.
Este efecto puede ser protector y terapéutico ante un buen número de dolencias.

Esta semana ha aparecido un nuevo trabajo que resalta las capacidades terapéuticas del ejercicio. El artículo, publicado en la revista Neurology, mostraba que se podía mejorar el equilibrio, la movilidad y la calidad de vida en personas con párkinson.
Aunque estas mejoras no benefician a las personas que sufren una versión más grave de la enfermedad, en las variantes más leves, un programa de ejercicios para mejorar el ejercicio y la fuerza en las piernas durante entre 40 y 60 minutos tres veces a la semana redujo las caídas en un 70%.
Uno de los efectos más interesantes observados en los últimos años es el de mejorar el sistema inmune. Un estudio presentado en 2012 por investigadores de la Universidad de Nebraska, indicaba que este efecto podía ser de ayuda para reducir las posibilidades de tener una recaída después de superar un cáncer.

Los linfocitos en su sangre encargados de defender el organismo, con 12 semanas de ejercicio, pasaban de una forma senescente, más abundante en organismos envejecidos y que es poco efectiva para combatir la enfermedad, a una forma naíf, capaz de hacer frente a los tumores o a infecciones.

El cerebro también es una diana de la actividad benéfica del ejercicio. Un ejemplo de ello es la depresión. Una situación continuada de estrés puede acabar por provocar esta enfermedad.
Esto sucede porque cuando se encuentra en esa situación, el organismo produce una sustancia conocida como kineurina, que está relacionada con la depresión.

Investigadores del Instituto Karolinska de Suecia observaron que un grupo de ratones diseñados para ser especialmente musculosos, tenían niveles más elevados de una enzima llamada KAT que ratones normales. Esta enzima convertía la kineurina, que además de con el estrés está relacionada con otras enfermedades mentales, en ácido kinéurico, otra sustancia que no es capaz de traspasar la barrera que separa el cerebro del resto del torrente sanguíneo.

“Nuestra hipótesis inicial de investigación era que el músculo entrenado produciría una sustancia con efectos beneficiosos en el cerebro. En realidad, descubrimos lo contrario: el músculo bien entrenado produce una enzima que purga las sustancias dañinas del cuerpo”, afirmaba en un comunicado del Karolinska Jorge Ruas, autor principal de un artículo publicado sobre este trabajo en la revista Cell. “En este contexto, la función del músculo recuerda a la del riñón o la del hígado”, concluía.

Mejorar el equilibrio, darle un empujón al sistema inmune y prevenir la depresión limpiando el organismo de sustancias nocivas son tres de los beneficios del ejercicio que están ayudando a comprender las últimas investigaciones. Tres funciones además, muy útiles después de los excesos habituales de las fiestas navideñas.

Ver mas en:

CIERTAS CULTURAS PRIMITIVAS SOLO ENTIENDEN LA MUSICA QUE ELEVA EL ÁNIMO


Ciertas culturas primitivas no entienden la música que promueve la tristeza, el miedo, el dolor, la angustia. Solamente aprecian la música que anima, que mueve que alegra, que excita. Notros podemos elegir música melancólica que nos acompañe en un día de lluvia. Ellos solo entienden la música que en día de lluvia te anima para salir a cazar.
Aunque la música es un leguaje universal no todas las culturas valoran de igual forma el significado de la música que escuchan.

En plena selva congoleña, miembros de una tribu de pigmeos están sentados frente a un ordenador. Tienen sensores en sus mejillas y sus frentes y auriculares en las orejas. Los ojos cerrados, con concentración. Es su primera vez escuchando a Wagner.
A más de 10.000 kilómetros de allí, en Montreal, un grupo de canadienses hace lo mismo. Solo que lo que ellos escuchan son los cánticos de la tribu para vencer el miedo en la caza, levantar el ánimo de un pesar u honrar a un muerto.

Tal es el experimento que han presentado en la plataforma de divulgación científica Frontiers investigadores de la Universidad McGill de Montreal y de la Universidad Technische de Berlín.
La conclusión es toda una sorpresa: “Las respuestas biológicas de ambos grupos fueron muy similares. Aunque la hipótesis de partida era que el efecto de la música podría ser universal, no me esperaba que entre dos culturas con tanta brecha la confirmáramos”, explica Egermann.
La brecha de la que habla es ciertamente enorme, ya que no solo la tribu no había oído jamás música occidental, sino que su modo de vida no incluye la electricidad, ni ninguna de las ventanas al mundo como radio o televisión que vienen con ella.

Todos los fragmentos de música occidental escuchados por los pigmeos fueron valorados sin excepción como negativos desde un punto de vista emocional.
Daba igual que se tratara de una melodía divertida de Star Wars que una seria o incluso pesarosa, como un fragmento tomado de La lista de Schindler.
Para esta tribu todo lo escuchado era negativo, como explicaron sus 40 miembros tras largas entrevistas con los investigadores.
 “Para los pigmeos, el significado de la música solo puede ser positivo. Todas sus canciones son para animar un estado anímico negativo. Para que el que está triste se alegre, para que el cazador aterrado gane valor…

No conciben, como los occidentales, que se dedique la música a transmitir emociones negativas”, abunda Egermann. Con los canadienses que escuchaban los cánticos pigmeos ocurrió otra falta de comunicación de distinto orden: “La música en general les gustaba, pero no entendían su significado ritual.
No captaban la información que intentan sugerir sus canciones.
No interpretaban el significado que intentaban evocar los himnos”.

Ver mas en:


viernes, 2 de enero de 2015

ALMENTOS ANTI-INFLAMATORIOS SALUDABLES


Cuando tenemos una amenaza para nuestro cuerpo (alérgeno, microbio, radiaciones, sustancias químicas, etc. ) nuestro sistema inmune detecta esta amenaza y pone en marcha mecanismos y agentes para combatirla. 
Se producen mas leucocitos, macrofagos y linfocitos para neutralizar y fagocitar a los microbios o  a los alergenos, se producen anticuerpos y  se provoca la inflamación de la zona afectada y atraer así las células del sistema inmune.
Sin embargo, a veces la inflamación persiste, día tras día, incluso cuando ya no estamos amenazado por un invasor extranjero. Eso es cuando la inflamación puede convertirse en su enemigo.  
Muchas de las enfermedades más importantes que nos afectan, incluyendo el cáncer, enfermedades del corazón, diabetes, artritis, depresión y Alzheimer se han relacionado con la inflamación crónica.
Una de las herramientas más poderosas para combatir la inflamación no proviene de la farmacia, sino de los alimentos. "Muchos estudios experimentales han demostrado que los componentes de los alimentos o bebidas pueden tener efectos anti-inflamatorios," dice el Dr. Frank Hu, profesor de nutrición y epidemiología en el Departamento de Nutrición de la Escuela de Salud Pública de Harvard.
"Algunos de los alimentos que se han asociado con un mayor riesgo de enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2 y enfermedades del corazón también están asociados con el exceso de inflamación", dice el Dr. Hu.
"No es de extrañar, ya que la inflamación es un importante mecanismo subyacente para el desarrollo de estas enfermedades."
Tambien contribuye a incrementar el riesgo de padecer estas enfermedades crónicas el sedentarismo.
La solución está en ejercicio físico regular y una buena dieta con alimentos anti-inflamatorios y evitando los pro-inflamatorios.
Alimentos inflamatorios:
  • Carbohidratos refinados, como el pan blanco y pasteles ·
  • papas fritas y otros alimentos fritos ·
  • refrescos y otras bebidas endulzadas con azúcar ·
  • carne roja (hamburguesas, filetes) y carnes procesadas (perros calientes, salchichas) ·
  • margarina, manteca y manteca
Alimentos poco saludables también contribuyen al aumento de peso, lo cual es en sí mismo un factor de riesgo para la inflamación.  
Sin embargo, en varios estudios, incluso después de investigadores tomaron en cuenta la obesidad, el enlace entre los alimentos y la inflamación se mantuvo, lo que sugiere el aumento de peso no es el único conductor. "Algunos de los componentes de los alimentos o ingredientes pueden tener efectos independientes sobre la inflamación por encima de aumento de la ingesta calórica," dice el Dr. Hu.

Alimentos anti-inflamatorios:
  • Tomates · aceite de oliva ·
  • vegetales de hojas verdes, como la espinaca, la col rizada y la col ·
  • frutos secos como las almendras y las nueces ·
  • pescados grasos como el salmón, la caballa, el atún y las sardinas ·
  • frutas como fresas, arándanos, cerezas y naranjas
  • Café, que contiene polifenoles y otros compuestos anti-inflamatorios, puede proteger contra la inflamación.
  • También muchas especias, como pimiento, curry, cúrcuma, etc.

Por otro lado están los alimentos y bebidas que se han encontrado para reducir el riesgo de inflamación, y con ella, las enfermedades crónicas, dice el Dr. Hu. Señala en frutas y verduras particulares tales como arándanos, manzanas y verduras de hojas verdes que son ricos en antioxidantes naturales y polifenoles-protectores compuestos que se encuentran en las plantas.

Los estudios han demostrado con marcadores de inflamación que el consumo de esos alimentos muestra niveles reducidos de inflamación y un menor riesgo de enfermedad cardiovascular y diabetes.


Un plan de alimentación anti-inflamatoria, es la dieta mediterránea, que es rica en frutas, verduras, frutos secos, cereales integrales, pescado y aceites saludables.
 

Además de reducir la inflamación, una dieta más natural con menos alimentos procesados puede tener efectos notables en su salud física y emocional. 
 "Una dieta saludable es beneficioso no sólo para reducir el riesgo de enfermedades crónicas, sino también para mejorar el estado de ánimo y la calidad de vida en general", dice el Dr. Hu.

Ver mas en :