QUE EL EJERCICIO FISICO TE ACOMPAÑE

QUE EL EJERCICIO FISICO TE ACOMPAÑE

domingo, 31 de enero de 2016

EJERCICIO MODERADO PARA PERDER PESO MEJOR QUE EL EJERCICIO INTENSO


http://www.cell.com/current-biology/abstract/S0960-9822(15)01577-8

Para perder esos kilos de grasa de mas que hemos ganado en Navidad debemos combinar dieta hipocalórica con hacer ejercicio moderado, dejar el alcohol  y tener un poco de paciencia.
Si no hacemos dieta hipocalórica es difícil perder peso de forma continuada. Se pierde un poco al principio pero las fibras musculares se van adaptando con el ejercicio y logran hacer el mismo trabajo consumiendo cada vez menos energía, según vamos poniéndonos en forma. 

Si no hacemos ejercicio y solamente pasamos hambre perdemos masa muscular, el cuerpo se adapta y tiene menos metabolismo en reposo por lo cual cada vez es mas difícil seguir perdiendo peso. 
Ademas el ejercicio tiene otros beneficios para mantener la salud y por ello hay que hacer un ejercicio que nos guste.
Importante es no permanecer mas de media hora sentado quieto, solo el levantarse moverse y volver a sentarse tiene beneficios saludables. 
Cambiar de un deporte atro (ciclismo con andar, correr con nadar, balon volea con senderismo) también es recomendable pues se ejercitan diferentes musculos
  
El ejercicio por sí solo no siempre es suficiente para bajar el peso de forma continuada y significativa. Ahora, evidencia reportada este jueves en la revista 'Current Biology' ayuda a explicar por qué: nuestros cuerpos se adaptan a los niveles de actividad más altos, por lo que las personas no necesariamente queman más calorías, incluso aunque hagan más ejercicio.

Los resultados sugieren que es hora de repensar el efecto de la actividad física sobre el gasto energético diario.

"
El ejercicio es muy importante para su salud –dice Herman Pontzer, de la 'City University of New York', en Estados Unidos–. Hay un montón de evidencia de que el ejercicio es importante para mantener nuestro cuerpo y mente sana, y este trabajo no hace nada para cambiar ese mensaje. Lo que agrega nuestro trabajo es que nosotros también necesitamos centrarnos en la dieta, sobre todo cuando se trata de administrar nuestro peso y prevenir o revertir el aumento de peso poco saludable".


Las personas que empiezan programas de ejercicios para bajar de peso a menudo ven una disminución en la pérdida de peso (o incluso una reversión) después de unos meses. Estudios comparativos grandes también han demostrado que 
las personas con estilos de vida muy activos tienen un gasto diario de energía similar a la gente en las poblaciones mássedentarias. Pontzer señala esto realmente dio en el blanco cuando estaba trabajando entre los hadza, una población de cazadores-recolectores tradicionales en el norte de Tanzania.

"
Los hadza son increíblemente activos, caminan largas distancias cada día y hacen un montón de duro trabajo físico como parte de su vida cotidiana", relata Pontzer. "A pesar de estos altos niveles de actividad, nos pareció quetenían gastos de energía diarios similares a las personas más sedentarias con estilos de vida modernizados que viven en Estados Unidos y Europa.

Un punto límite en la actividad física
Para explorar esta cuestión en el nuevo estudio, los investigadores
midieron los niveles diarios de gastos y actividad energética de más de 300 hombres y mujeres a lo largo de una semana. En los datos que recogieron, vieron un efecto débil pero medible de la actividad física sobre el gasto diario de energía, pero un análisis más detallado mostró que este patrón sólo se llevó a cabo entre los sujetos en la mitad inferior del espectro de la actividad física.

Las personas con niveles de actividad moderados registraban gastos de energía diaria algo mayores –alrededor de 200 calorías más altas– que las personas más sedentarias. Pero las personas que estaban por encima de los niveles de actividad moderados, no vieron ningún efecto de su trabajo extra en términos de gasto de energía.

"Las personas más activas físicamente gastan la misma 
cantidad de calorías cada día que las personas que eran solo moderadamente activas", dice Pontzer. 

Pontzer y sus colegas planean ahora estudiar 
cómo el cuerpo responde a los cambios en el nivel de actividad. Van a empezar por buscar otros cambios -por ejemplo, en la función inmune o el sistema reproductivo- que podrían explicar cómo el cuerpo se adapta a mayores exigencias físicas sin consumir calorías adicionales.

Correr puede ser mejor en pequeñas cantidades, según concluye un estudio que se publica este lunes en 'Journal of the American College of Cardiology'. La investigación detectó que las personas que corren de manera más extenuante tienen más propensión a morir que los individuos que hacen 'jogging' de forma más suave.
Hacer 'jogging' entre 1, 2 y 4 horas a la semana se asoció con la mortalidad más baja que los que se "matan" corriendo. Las tasas de mortalidad general significativamente más bajas se encontraron en los que tenían un ritmo de trote lento o moderado, mientras que los corredores rápidos presentaban casi el mismo riesgo de mortalidad que los no corredores sedentarios.

Los científicos registraron 28 muertes entre los corredores y 128 entre los no corredores sedentarios. En general, los corredores eran más jóvenes, con un 
índice de presión arterial y masa corporal más bajo y una menor prevalencia de tabaquismo y diabetes. "Es importante destacar que el ritmo de los corredores lentos corresponde a ejercicio vigoroso y trotar de manera extenuante es ejercicio muy vigoroso", señala Peter Schnohr, investigador del 'Copenhagen City Heart Study' del Hospital Frederiksberg en Copenhague, Dinamarca . "Cuando se realiza desde hace décadas, este nivel de actividad podría plantear riesgos para la salud, especialmente para el sistema cardiovascular", explica.

Estos hallazgos muestran resultados similares a estudios anteriores donde los investigadores han encontrado que un incremento del ejercicio puede causar más daño que bien. Así, Schnohr aconseja 
correr un par de veces a la semana a un ritmo moderado para disminuir el riesgo de muerte y elevar la esperanza de vida. "Cualquier otra cosa no es sólo innecesaria sino que puede ser perjudicial", concluye.
Extraisdo Del: