QUE EL EJERCICIO FISICO TE ACOMPAÑE

QUE EL EJERCICIO FISICO TE ACOMPAÑE

miércoles, 24 de agosto de 2016

PORQUE CUESTA TANTO DORMIR BIEN EN VERANO



( Imagen: El sueño del caballero (1655), cuadro del pintor barroco Antonio de Pereda)
El verano supone para muchos españoles un sinfín de noches dando vueltas en la cama, de mirar el reloj una y otra vez y de contar ovejas hasta perder la cuenta. El calor, el ruido o la falta de rutina en vacaciones se convierten durante estos meses en los peores enemigos para conseguir dormir a pierna suelta.
Entre un 20 y un 48 % de la población adulta española padece dificultad en alguna ocasión para iniciar o mantener el sueño, según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), que indican, además, que el 10% tiene algún trastorno crónico del sueño.
El calor altera la regulación del sueño, pero es el cambio de las horas de luz el que causa que el proceso biológico se retrase y "nos acostemos más tarde", explica el coordinador del grupo de Vigilia y Sueño de la SEN, Hernando López.

Desde un punto de vista biológico, apunta, es natural que en verano cueste más pegar ojo ya que la melatonina, la hormona encargada de "provocar el sueño", se libera cuando llega el ocaso.
La melatonina es una hormona que produce una parte del cerebro llamada glándula pineal. La melatonina puede ayudar a nuestros cuerpos a saber cuándo es hora de ir a acostarse y cuándo es hora de levantarse.
En ciertos casos como viajar a otro uso horario justifica la toma de melatonina
Existen dos tipos de melatonina que pueden usarse en estas tabletas: natural y sintética, es decir, fabricada por el hombre. La melatonina natural es fabricada a partir de la glándula pineal de animales. Esta forma puede estar contaminada con un virus y no es recomendable. La forma sintética de la melatonina no conlleva este riesgo. Si usted no está seguro si su melatonina es natural o sintética pregúntele a su médico o a su farmacéutico antes de tomarla.

Con los primeros rayos del día, otra hormona que regula el sueño y que ayuda a despertar, el cortisol, comienza a segregarse, por eso también es importante "recibir un pico intenso de luz ambiental" que permita "desbancar" a la melatonina y activar el cuerpo.

El ruido se convierte en otro de los obstáculos para conseguir caer en los brazos de Morfeo durante las calurosas noches de verano, ya que en estos meses proliferan las terrazas nocturnas y una mayor actividad en las calles. Y es que más del 30% de la población europea está expuesta a niveles de ruido que exceden los 55 decibelios por la noche, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que advierte de que una exposición elevada provoca efectos adversos en la salud cardiovascular y mental. En España, la ley acústica establece un máximo de 35 decibelios durante la noche, tal y como explica Moisés Laguna, ingeniero acústico.

Además es importante la alimentación, el deporte y los hábitos sociales o de trabajo que  son otros reguladores del sueño y, por tanto, modificarlos también puede provocar alteraciones en el descanso. Y es durante las vacaciones cuando, precisamente, más se pierden los hábitos repetidos durante el resto del año.
"Mientras dormimos tienen lugar procesos biológicos que ayudan a regular las funciones biológicas del cuerpo y del cerebro", explica Terán, por lo que la ausencia de un buen descanso de manera prolongada puede provocar estrés y ansiedad, así como irritación, cansancio o sudoración. Por último, el experto hace hincapié en "evitar la medicación" aunque cueste dormir, puesto que la falta de sueño transitoria no es una enfermedad como ocurre, por el contrario, con el insomnio crónico.

Ver más en:
http://www.20minutos.es/noticia/2819937/0/sueno-dormir-verano-insomnio/#xtor=AD-15&xts=467263

viernes, 19 de agosto de 2016

EL MEJOR MEDICAMENTO PARA PREVENIR EL ALZHEIMER





El locus coeruleus es una pequeña parte azulada del tronco cerebral que libera norepinefrina, el neurotransmisor responsable de la regulación de la frecuencia cardiaca, la atención, la memoria y la cognición. Sus células o neuronas envían ramificaciones como los axones a través de gran parte del cerebro y ayudan a regular la actividad de los vasos sanguíneos.

De hecho, su alta interconexión puede hacerlo más susceptible a los efectos de las toxinas e infecciones en comparación con otras regiones del cerebro, subraya la autora principal de este análisis, Mara Mather, profesora de Gerontología y Psicología de la Escuela de Gerontología de la Universidad del Sur de California, en Estados Unidos.

Esta investigadora agrega que el locus cerúleo es la primera región del cerebro en mostrar la patología de la proteina tau, que se acumula destruyendo las neuronas.

En todos los organos y tejidos del cuerpo humano se producen sustancias anormales, toxicas, y materiales de desecho. El sistema inmunitario esta encargado de destruir esas toxinas y moleculas anormales y limpiar los tejidos. El cerebro no es una excepción. Cuando por diversas razones el sistema inmune no cumple la funcion de limpiar esas moleculas anormales , estas se acumulan en el cerebro y provocan la muerte de neuronas y por lo tanto la pérdida de sustancia gris y de funcionalidad cerebral (pérdida de memoria, deficit de atencion, etc.) que aumenta según envejecemos.

Las marañas de proteína de lenta expansión que posteriormente pueden convertirse en signos de propagación de la enfermedad de Alzheimer. Aunque no todo el mundo desarrollará alzhéimer, los resultados de las autopsias indican que la mayoría de las personas presentan indicios de patología tau en el locus cerúleo en la edad adulta temprana.

La norepinefrina liberada del locus cerúelo puede contribuir a prevenir los síntomas de alzhéimer. Estudios realizados con ratas y ratones han demostrado que la norepinefrina ayuda a proteger las neuronas de factores que matan las células y aceleran la enfermedad de Alzheimer, como la inflamación y la estimulación excesiva de otros neurotransmisores.

La norepinefrina es liberada cuando alguien se dedica o es mentalmente desafiado por una actividad, ya sea a la hora de resolver problemas en el lugar de trabajo, realizando un crucigrama o tocando una pieza difícil de música, cantando o haciendo ejercicio.

Extraído de:

En otro estudio con 44 pacientes entre las edades de 40 y 85 años que tenían problemas de memoria leves. Los investigadores descubrieron que los cerebros de las personas que siguieron una dieta mediterránea y eran físicamente activos tenían menos placas y ovillos de proteínas dañinas, (un sello distintivo de la enfermedad de Alzheimer), que aquellos cuya dieta era menos saludables y que eran menos activos.

"La enfermedad de Alzheimer se sabe que es incurable, pero no se pensaba hasta hace poco que puede ser prevenible", dijo el investigador principal, el Dr. David Merrill. (De Geffen School of Medicine de Los Ángeles).

Numerosos estudios han sugerido que una forma de vida sana está relacionada con la reducción contracción del cerebro y menores tasas de atrofia del tejido cerebral, dijo.

Pero este es el primer estudio que muestra cómo los factores de estilo de vida influyen directamente en los niveles de depósitos de proteínas anormales en el cerebro que estan relacionados con la enfermedad de Alzheimer. Además, los sujetos del estudio eran personas con pérdida de memoria leve que aún no habían sido diagnosticados con demencia, señaló Merrill.

"El hecho de que podíamos detectar esta influencia del estilo de vida a nivel molecular tan temprano en los síntomas del paciente nos sorprendió", dijo.

El informe fue publicada el 16 de agosto de la revista American Journal of Geriatric Psychiatry (http://www.ajgponline.org/article/S1064-7481(16)30142-7/pdf )

Para el estudio, Merrill y sus colegas tenían pacientes se someten a estudios de PET para determinar los niveles de depósitos de proteínas en el cerebro. Los investigadores estaban buscando específicamente a los niveles de los depósitos de beta-amiloide en los espacios entre las células nerviosas, así como enredos, nudos hilos de la proteína tau en las células cerebrales. Ambos son indicadores de la enfermedad de Alzheimer.

Los investigadores encontraron que los factores de estilo de vida, tales como el peso saludable, la actividad física y una dieta mediterránea fueron atados a los niveles más bajos de placas y ovillos.

Una dieta mediterránea es una rica en frutas, verduras, legumbres, cereales,
grasas monoinsaturadas (aceite de oliva) y pescado, y baja en carne, productos lácteos y grasas saturadas.

Merrill dijo que el siguiente paso es combinar los escáneres cerebrales con estudios sobre los cambios en la dieta, el ejercicio y otros factores de estilo de vida, como el estrés y la salud mental.

"Realmente queremos entender cómo los comportamientos pueden cambiar la biología subyacente relacionada con la enfermedad de Alzheimer", agregó Snyder.

Varios comportamientos parecen ser importantes para mantener sano el cerebro, especialmente el ejercicio y la gestión de los riesgos de enfermedades del corazón, tales como la diabetes, presión arterial alta y el colesterol, explicó.

Extraído de:

martes, 16 de agosto de 2016

El Sedentarismo es malo para la salud. Muévete cada hora



Tan sólo un bajo porcentaje de los españoles practica ejercicio físico adecuadamente, lo cual es malo para la salud.
No se debe estar mas de una hora seguida sentado durante el día. Solamente el hecho de levantarse y volverse a sentar ya es beneficioso para la salud cardiovascular.

La influencia del ocio basado en las nuevas tecnologías ha menoscabado la práctica de ejercicio entre los más jóvenes, que son el grupo de edad menos activo. En el punto contrario, los ancianos son el grupo social que dedica más tiempo al desarrollo de ejercicio físico.
Por sexos, los hombres practican más actividad física que las mujeres.
Estas son algunas de las conclusiones de un estudio desarrollado sobre 68.000 pacientes de más de catorce años y que ha sido impulsado por la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC).

El sedentarismo, explicó el presidente de esta sociedad científica, Luis Aguilera, está asociado con un incremento de determinadas enfermedades, como las cardiovasculares, la diabetes, osteoporosis o hipertensión arterial. Y sentenció: “el sedentarismo es el factor más importante, tras el tabaco, en la generación de las patologías”. Según los expertos, el 7 por ciento de las muertes que se registran en España se debe a la inactividad física. Y, por el contrario, las personas activas viven tres años más de media y con mejor calidad de vida y autonomía personal que quienes no practican ningún ejercicio, añadió Aguilera.

El responsable de la semFYC explicó que “es poco aconsejable realizar un esfuerzo sólo un día a la semana, como jugar un partido de tenis los sábados y no hacer nada más”, ya que lo beneficioso es que la actividad física se inicie de forma progresiva y continuada, por lo que se recomienda, como mínimo, caminar durante treinta minutos al menos cuatro días a la semana.

Así mismo, el ejercicio físico “es la medicina más barata, con más indicaciones y menos efectos secundarios”, afirmó el coordinador del grupo de trabajo de actividad física de la semFYC, Ricardo Ortega, que recordó que, a pesar de sus bondades, esta actividad debe ser diseñada de manera personalizada para cada paciente.
Con ese objetivo, la sociedad científica ha presentado el manual Prescripción de Ejercicio que, dirigido a los profesionales de la salud, intenta promover en ellos la visión del ejercicio físico como un tratamiento más para las enfermedades.
Madrid, 13 enero 2006 (mpg/azprensa.com)

Un estudio mas reciente liderado por la directora de Investigación del Comportamiento en Kaiser Permanente Southern California Pasadena (Estados Unidos), Deborah Rohm Young, ha mostrado que el sedentarismo es un factor de riesgo de enfermedad cardiovascular y accidente cerebrovascular.
De hecho, según los resultados, publicados en la revista Circulation, independientemente de la cantidad de actividad física que se realice, un tiempo prolongado de inactividad puede afectar negativamente a la salud del corazón y a los vasos sanguíneos.
Además, el sedentarismo está también relacionado con la aparición de diabetes y con un mayor riesgo de muerte por cualquier otra causa.
"Hay muchos factores importantes que todavía no hemos logrado entender sobre el tiempo en el que se pasa uno sin hacer ejercicio, si bien el mejor consejo que podemos dar, en vista a estos resultados, es el de sentarse menos y moverse más", ha aseverado Young. ADVERTISING inRead invented by Teads
El mejor consejo que podemos dar es el de sentarse menos y moverse más

Ahora bien, los investigadores han comprobado que realizar actividad física moderada o fuerte no anula el impacto del tiempo en el que no se ha realizado ningún tipo de ejercicio, puesto que han visto que aquellas personas que durante un tiempo han realizado mucho deporte y dejan de hacerlo son las que mayor riesgo tienen de padecer enfermedades cardiovasculares e ictus.

No obstante, la investigadora ha reconocido que tampoco está claro que las personas sedentarias reviertan el riesgo de desarrollar estas patologías realizando sólo actividad física moderada o vigorosa.
Esta declaración es importante ya que sugiere que el comportamiento sedentario puede jugar un papel importante en el corazón. Sin embargo, es demasiado pronto para hacer recomendaciones concluyentes que no sean para alentar a los ciudadanos a sentarse menos y moverse más".

Ver más en:
http://www.20minutos.es/noticia/2818032/0/sedentarismo-enfermedad-cardiovascular-ictus/#xtor=AD-15&xts=467263