QUE EL EJERCICIO FISICO TE ACOMPAÑE

QUE EL EJERCICIO FISICO TE ACOMPAÑE

jueves, 27 de abril de 2017

LO QUE NOS ATRAE DE LA MUJER CUANDO BUSCAMOS PAREJA




La psicología evolutiva estudia los cambios psicológicos al largo de toda la vida de las personas.
Un aspecto importante es el momento de elección de la pareja de la que nos enamoramos y con la cual tendremos descendencia. Esta elección depende de nuestro cerebro y por lo tanto tiene muchas facetas, algunas de las cuales se pueden explicar desde el punto de vida evolutivo, según el cual buscamos a la mejor persona con la cual nuestros genes se mezclen de la mejor manera y podamos dejar descendencia.

Este proceso se ha ido perfeccionando a lo largo de la evolución humana y ha cambiado con la cultura y con las condiciones socioeconómicas.
Si el ideal de belleza en el pasado fue la gordura y las curvas en la mujer, hoy podría ser lo contrario, la delgadez y la estilización de las formas femeninas.
En otro orden de cosas la evolución ha dado ventaja de supervivencia tanto a las hormigas abnegadas y sacrificadas para que sobreviva la especie con la que comparten genes, como a los pavos reales egoístas que gastan energía en una cola vistosa que será elegida por las hembras al buscar pareja.
La cola sin embargo tiene más riesgo de ser vista por los depredadores y para compensar son las hembras menos vistosas las que cuidan del nido. La evolución adopta variadas estrategias que funcionan.
Si la seguridad económica fue transcendental para elegir pareja para procrear, hoy aun siendo importante se ve superada por la evaluación de la inteligencia en la pareja.
El enamoramiento es un proceso que se inicia en el córtex y que activa al sistema endocrino y promueve respuestas fisiológicas y la secreción de múltiples hormonas tales como dopamina, oxitocina y serotonina.


La oxitocina nos une como grupo, como familia, como tribu y como nación. Es fundamental en situaciones catastróficas para obtener la solidaridad de los demás. Es una hormona segregada en el hipotálamo cerebral, que además regula el hambre, el sueño, la sed, la temperatura corporal, la libido, etc.


Cuando encontramos a la posible pareja en los primeros segundos actúa la vista para evaluar la simetría de la fisonomía de la otra persona, sus ojos, su nariz, su torso, sus mamas, caderas, glúteos, piernas.
Cando entablamos conversación hay otras cosas que nos llaman la atención, su voz, su discurso, sus gestos, su humor, su inteligencia, etc.
Cuando salimos algún tiempo con ella podemos apreciar sus gustos, preferencias, capacidad de hacer cosas juntos y de hacer proyectos para el futuro.

El profesor David Bainbridge, especialista en biología evolutiva de la Universidad de Cambridge,  dice que los hombres se interesan por otras cualidades más allá de una cara y un cuerpo bonito y asegura que ponen la inteligencia muy por encima de los senos grandes y las piernas largas. El ser inteligente podría ser interpretado como ser madre responsable de los hijos.
La belleza, es también una cuestión de simetría
 Hoy en día se valoran los rasgos aniñados y simétricos.
Las modas en el vestir también resaltan estos rasgos. Muchas madres visten como sus hijas.
Para muchos el tamaño de los senos no importa, siempre y cuando sean simétricos, dado que nos sentimos atraídos por el equilibrio visual
Los pechos grandes son más propensos a ser asimétricos y envejecen más rápidamente y los hombres valoran la juventud, sentencia Bainbridge.
Las piernas rectas son sinónimo de salud genética y ausencia de enfermedades de desarrollo según David Bainbridge, Especialista en biología evolutiva de la Universidad de Cambridge
Los hombres también buscan simetría en los rasgos faciales y corporales, ya que sugieren genes “estables”.
Helen Cronin, especializada en darwinismo y evolución humana, plasmó en su libro The ant and the peacock que “la belleza es un indicador del estado de salud y de fertilidad de la mujer y la selección natural ha dado al hombre el gusto por la belleza femenina porque indica todo tipo de cosas relativas a sus cualidades como pareja”.
Tener mayor índice de grasa en los muslos y la parte inferior, sugiere que una mujer ha almacenado suficiente grasa durante la pubertad, para satisfacer adecuadamente los enormes requisitos de un bebé en crecimiento.
De hecho, el desarrollo de los cerebros de los bebés depende de los suministros de grasa de los muslos y partes inferiores de sus madres, especialmente durante la lactancia, ya que la cantidad de estos suministros de grasa puede afectar directamente a la inteligencia del niño y sus posibilidades de supervivencia.
La belleza es un indicador del estado de salud y de fertilidad de la mujer y la selección natural ha dado al hombre el gusto por la belleza femenina porque indica todo tipo de cosas relativas a sus cualidades como pareja”
Extraído de: Helen Cronin , The ant and the peacock

No hay comentarios: