QUE EL EJERCICIO FISICO TE ACOMPAÑE

QUE EL EJERCICIO FISICO TE ACOMPAÑE

jueves, 8 de junio de 2017

BEBER ALCOHOL MODERADAMENTE PUEDE SER BUENO PARA EL CORAZON PERO ES MALO PARA EL CEREBRO




Imagen tomada de: https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Liquor_store_in_Breckenridge_Colorado.jpg

Hemos leído publicaciones sobre las bondades del vino tinto, ingerido en cantidades moderadas, para proteger el sistema cardiovascular y las de la cerveza, sobre todo para la salud de las mujeres. El vino tinto y la cerveza además de tener alcohol tienen polifenoles y sustancias que protege del estrés oxidativo a los vasos sanguíneos y al corazón.  Niveles moderados se refieren a una ración por día para mujeres y dos para hombres. La mala noticia es que el alcohol que contienen provoca daños cerebrales a largo plazo relacionados con pérdida de memoria y pérdida de fluidez en el lenguaje.
Las personas que beben a niveles incluso moderados pueden ver algunas de sus habilidades mentales deslizarse más rápido a medida que envejecen, según sugiere un nuevo estudio.
Los investigadores encontraron que aquellos que bebían alcohol regularmente mostraban una mayor contracción de ciertas áreas  del cerebro en edad avanzada.
También perdieron más "fluidez" del lenguaje con la edad debido al consumo de alcohol.
Los hallazgos no prueban que el alcohol fuera el culpable.
Pero los expertos dijeron que añaden pruebas de que beber incluso  moderadamente no es tan saludable como muchos creen.

"La gente debe tratar el alcohol con respeto", dijo Tim Stockwell, director del Centro de Investigación sobre Adicciones de la Universidad de Victoria, en Columbia Británica, Canadá.

Stockwell, que no participó en este último estudio, ha hecho un trabajo que examina una noción popular: beber con moderación es bueno para el corazón.

Muchos estudios han encontrado que los bebedores moderados tienden a tener menores tasas de enfermedad cardíaca que los grandes bebedores  y los no bebedores.

Pero, en su propia investigación analizando esos estudios, Stockwell y sus colegas han encontrado defectos en los estudios sobre las bondades del beber moderadamente.
Por un lado, la definición de "no bebedor" a menudo crea problemas. En muchos estudios, incluye a los ex bebedores que probablemente dejaron de fumar por razones de salud, por otro lado las personas que continuaron bebiendo mientras envejecían eran probablemente más sanos al comienzo del estudio.

Y el último estudio fue más riguroso y evitó algunas de las trampas de otras investigaciones, dijo Stockwell. Los hallazgos fueron publicados el 6 de junio en el BMJ.
"Midió los efectos acumulativos del alcohol a lo largo de la vida (seis raciones de bebida durante  más de 30 años)", "Esto evita en gran medida los tipos de sesgo que destacamos en nuestra investigación".

Están basados ​​en 550 adultos británicos que tenían 43 años de edad, al comienzo.
Durante los siguientes 30 años, informaron sobre sus hábitos de salud y estilo de vida cada cinco años aproximadamente. También tomaron pruebas estándar de memoria y otras habilidades mentales.
Hacia el final del estudio, se sometieron a exploraciones de cerebro de MRI.

En general, el estudio encontró que las personas que bebían regularmente mostraban más atrofia en una región cerebral llamada hipocampo, en comparación con aquellos que habían sido bebedores ocasionales o abstemios. Como el hipocampo participa en funciones de memoria, esta debería estar afectada.

La atrofia en esa región del cerebro, es uno de los primeros cambios observados en la enfermedad de Alzheimer.
"Sin embargo, puede haber otras causas de la atrofia del hipocampo", destacó Topiwala,
Por lo tanto, estos hallazgos no pueden mostrar si los bebedores se enfrentan mayor riesgo de demencia, dijo.
En general, el estudio encontró que los bebedores moderados eran más de tres veces más propensos que los abstemios a mostrar niveles anormales de atrofia en el hipocampo derecho.
Eso incluyó a personas que ingerían de 14 a 21 raciones de alcohol cada semana. Eso es aproximadamente equivalente a cuatro a seis pintas de cerveza, o de cinco a siete vasos de vino, una semana, según el equipo de Topiwala.
Del mismo modo, los bebedores moderados y grandes bebedores,  ​​mostraron un descenso más rápido en la fluidez del lenguaje en los 30 años - una reducción de 14 por ciento a 17 por ciento mayor, frente a abstemios. Pero no se encontró que impactara otras habilidades cerebrales.

La fluidez del lenguaje se midió mediante una prueba que pide a la gente que nombre tantas palabras comenzando con una letra específica como puedan en un minuto.

Una posibilidad, dijo, es que el hipocampo se contraiga antes de que los problemas con la memoria a corto plazo y otras funciones mentales se den a conocer.
El año pasado, la U.K. cambió sus directrices sobre los límites "seguros" de consumo de alcohol, basándose en la evidencia que vincula el consumo moderado de alcohol a ciertos tipos de cáncer. Ahora, el gobierno aconseja a hombres y mujeres a beber no más de 14 unidades por semana (cinco vasos de vino, por ejemplo).

Las directrices estadounidenses siguen siendo más liberales. Se aconseja a las mujeres no tener más de una bebida "estándar" al día, mientras que los hombres pueden tener hasta dos al día.
Una bebida estándar incluye una cerveza de 12 onzas, por ejemplo, o un vaso de 5 onzas de vino.
"Encontramos asociaciones dañinas con múltiples medidas cerebrales en quienes beben a niveles dentro de las pautas de los Estados Unidos", dijo Topiwala.
"Mi opinión personal -añadió- es que la gente debería ser mas prudente que las recomendaciones dadas  en Estados Unidos y que sería prudente reducir su ingesta (menos de una racion al dia para mujeres y menos de dos para hombres)".

Anya Topiwala, BMBCh, DPhil., clinical lecturer, old age psychiatry, University of Oxford, U.K.; Tim Stockwell, Ph.D., director, Center for Addictions Research of BC, University of Victoria, British Columbia, Canada; June 6, 2017 BMJ, online.

No hay comentarios: